Cuentos para trabajar la EMPATÍA: El día que los crayones renunciaron

¡Buenos días a todos!

Ya estamos de vuelta en el blog, y aunque la vuelta es muy dura, intentaremos retomar la rutina de posts de lunes y jueves. Por cierto, me han nominado para unos premios blogger, ¡es toda una novedad! Ya os iré contando… ¡Pero de momento vamos allá con el nuevo post!

¿Conocéis este cuento? “El día que los crayones renunciaron” de Drew Daywalt.

portada cray

¿Qué nos dirían nuestros crayones si pudieran hablar?

Se trata de un cuento donde el protagonista es un niño llamado Duncan que un buen día al ir a por sus crayones para pintar, se encuentra con una pila de cartas dirigidas a él. Las abre y… ¡son cartas de sus pinturas!

cartas

En ellas, cada uno expone sus inquietudes o quejas a Duncan:

El crayón rojo está harto de que lo utilice para pintar corazones, bomberos y Papá Noeles y necesita un descanso, el beige está harto de que lo confundan con el marrón, el gris está cansado de pintar cosas muy grandes como elefantes o rinocerontes, el blanco está harto de que no lo usen y el negro se siente triste porque solamente lo utiliza para pintar los bordes de las cosas.

carta crayy

El pobre Duncan se siente abrumado por tantas cartas y tantas quejas, ¡y él solo quiere pintar! Pero por supuesto que también quiere que sus crayones sean felices… Entonces se le ocurre una gran idea… ¿Queréis saber cuál es?

Las ilustraciones del libro, como podéis ver, son estupendas y parecen estar hechas por el propio niño protagonista del cuento.

Si los crayones pudieran hablar, ¿esto es lo que nos dirían? Están hartos de que siempre les toque el mismo rol en los dibujos, y jamás habríamos pensado que los crayones amarillo y naranja discutan por saber cuál es el más apropiado para pintar el sol, o el rosa se sienta mal porque lo consideran un color de niñas, ¡con la de cosas que es capaz de pintar! No solo sirve para colorear princesas…

crayon rosa

Es un libro cargado de buen humor donde nos reiremos hasta los más mayores, me sorprende la capacidad del autor para hacer que el cuento sea perfecto tanto para adultos como para niños.

Como actividad para realizar con el cuento os voy a proponer una para trabajar la empatía y el compañerismo.

Vamos a elaborar un mini libro con respuestas a las quejas de los crayones, intentando solucionar los problemas de los que nos hablan e intentar que tengan una mejor “calidad de vida”. Podemos hacer un librillo como éste (la idea la he sacado del blog mamapapabubba), donde intentaremos solucionar los problemas de cada una de las simpáticas pinturitas protagonistas del cuento.

cray

cuad cray

Nosotros hemos hecho una hoja por cada crayon, en un lado como podéis ver con la carta respuesta para esa pintura y en el otro lado un dibujo.

¿Os gusta la idea?

Anuncios

5 comentarios en “Cuentos para trabajar la EMPATÍA: El día que los crayones renunciaron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s