JUGAMOS CON LOS NÚMEROS ROMANOS

¡Buenas noches a todos!

Ya se que últimamente no respeto nada los días de entradas en el blog, ¡pero es que estoy a tope y sin tiempo de nada!

Como todos sabéis, en mis clases siempre intento utilizar todo tipo de materiales manipulativos en todas las áreas, porque creo que así el aprendizaje de los niños es más sólido y adquieren mejor los conocimientos.

En uno de sus muchos estudios, Piaget decía (hablando sobre las matemáticas) que en realidad no se puede entender nada que no haya sido “inventado” por uno mismo a través de repeticiones de acciones y de la experimentación activa. Esto quiere decir que los niños aprenden cuando son ellos los que descubren. Así, un niño puede estar aprendiéndose de memoria las tablas de multiplicar y ni siquiera saber para qué sirven, pero si las aprende de una forma manipulativa y experimentando libremente su uso y su utilidad (por ejemplo con regletas), las acabará entendiendo perfectamente porque ha sido él mismo el que ha descubierto el cómo y el para qué. “Entender significa inventar”.

Por eso, siempre intento elaborar materiales o utilizar los que ya existen dentro de clase para fomentar esta idea del autoaprendizaje. Esta vez os voy a enseñar qué materiales he utilizado para explicar los números romanos. 

Hemos hecho varias actividades diferentes, en unas utilizando palitos de helado como elemento principal y en las otras unas tarjetas que hemos elaborado nosotros.

image1

Como podéis ver en la foto, con palitos de helado y pegamento hemos construido los principales números romanos que vamos a utilizar.

image4

ACTIVIDAD 1

Para este juego, repartimos los números romanos que tenemos hechos por todo el aula, esparcidos y escondidos (no muy escondidos y no muy a la vista). Por grupos, les pedimos que busquen por ejemplo el número 75, y entre todos los miembros tienen que buscar por toda la clase las letras que se correspondan para formar ese número, para después montarlo y que quede bien formado. En vez de hacerlo por grupos, podemos pedirles que lo hagan por parejas o de forma individual. Es una actividad muy sencilla pero muy útil para un primer acercamiento a estos números. Podemos variar la dificultad añadiendo o quitando letras. En mi caso, como son alumnos de 4º de Primaria, he utilizado todos.

ACTIVIDAD 2

Para la segunda actividad hemos utilizado, además de los números romanos de la actividad anterior, los MONSTRUOS de “mayor y menor que”, que os enseñaba cómo hacer en este post. Consiste en indicar qué número romano es mayor o menor empleando los monstruos, de esta forma:

image3

La dificultad es la que nosotros queramos, variando a mayor o menor según el niño. También podemos dejarles que hagan libremente las formaciones numéricas y que ellos inventen números mayores o menores que otros, para que luego por parejas comprueben que sus igualdades sean correctas o, en caso de no serlo, puedan corregirlas.

image2

ACTIVIDAD 3

Hemos realizado unas tarjetas que contienen parejas de números naturales y números romanos. Les vamos a dar mucho uso y nos van a dar mucho juego en el aula. A mí me encanta el rollo tarjetas, siempre las plastifico porque así duran un montón, que cuando las usan los niños acaban un poco destrozadas, y si utilizáis materiales más blandos como cartulinas probablemente os duren dos asaltos. Para los que como a mí, os guste elaborar materiales para casa o el aula, os recomiendo que os compréis una plastificadora, que las hay muy baratas y yo la mía ya la tengo más que amortizada.

Pues bien, aquí os dejo las tarjetas:

image5

Como véis, cada número romano tiene su equivalente en número natural.

La primera actividad que hice fue repartir a cada niño una tarjeta (sin que la vieran) y cuando todos tuvieron su tarjeta en la mano, el objetivo era encontrar a su pareja numérica; es decir, al complemento de su tarjeta. Así, unieron número natural con número romano. Si es cierto que algunos al principio estaban un poco liados o perdidos, a base de jugar y jugar aprendieron muchísimo mejor la lógica del funcionamiento de los números romanos. Fue una actividad muy divertida y, en mi opinión, enriquecedora.

ACTIVIDAD 4

El último juego que hicimos fue con las mismas tarjetas, y simplemente fue hacer un “” de toda la vida con las tarjetas puestas boca abajo y, por turnos, ir levantando tarjetas para formar parejas. Recomiendo hacer esta actividad cuando se hayan familiarizado con las tarjetas (para eso la actividad anterior resulta muy útil) y en un grupo más reducido. Yo lo hice en un desdoble donde éramos 11, con lo cual fue más fácil que no se cansaran esperando su turno.

image6

Estas fueron las actividades que realicé en clase con mis niños. He de decir que las actividades del libro ni las tocamos, solamente trabajamos este contenido jugando. Hago pocas actividades del libro, y los temas los intento dar de forma transversal uniendo conceptos. Por eso a veces los niños, que están acostumbrados y “contaminados” del sistema educativo actual, me dicen que tal o cual página “no la hemos dado”.

Entonces me toca explicarles el: “¿Os acordáis de cuándo jugamos con los números romanos? ¿O cuándo hicimos aquel juego con tarjetas? ¿O cuándo…? Asi que sí, lo hemos dado”

Y eso viene acompañado casi siempre de un: “Jo, como molas Janire, eres la profe más divertida que he tenido nunca, no quiero que te vayas”.  (¡Qué tiernas mis pequeñas fierecillas!)

Tengo que decir también que el día del examen de matemáticas de la unidad anterior (no soy muy partidaria de los exámenes, pero no me dejan mucha libertad en ese sentido) tuve buenísimos resultados, sobre todo en los números romanos y en todo lo que trabajamos de forma manipulativa. Muchos niños mejoraron en la comprensión de los mismos y lo hicieron fenomenal en el examen. ¡Y todo eso sin haber mandado deberes para casa!

Asi que por favor profes, se que detrás de este tipo de actividades hay mucho más trabajo que simplemente seguir el libro, que es lo más cómodo, pero no es lo mejor para el aprendizaje ni para el crecimiento personal de nuestros alumnos. Es un trabajo que, de primeras, nos va a costar, pero si mantenemos los materiales son cosas que nos van a servir para mucho tiempo y vamos a dejar hechas para posteriores niños. Son materiales elaborados a los que siempre vamos a encontrar algún uso. SI funcionan, genial, y si no, ¡no pasa nada! Lo hemos intentado y nos quedamos con eso.

Con esta pequeña reflexión os dejo que cenéis tranquilos y durmáis muy bien, y que tengáis dulces sueños (tan dulces como los palitos de helado de los números romanos).

¡Hasta la próxima!

Anuncios

2 comentarios en “JUGAMOS CON LOS NÚMEROS ROMANOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s