CUENTO NAVIDEÑO CONTRA EL CONSUMISMO: “CRISPÍN, EL CERDITO QUE LO TENÍA TODO”

Otra obra de arte editada por Editorial Juventud. Este cuento, “Crispín: El cerdito que lo tenía todo” de Ted Dewan, es uno de los cuentos que no pueden faltar en nuestra casa estas Navidades. Sobre todo en las pre-navidades, cuando los niños empiezan a pedir y pedir y pedir cosas sin control para que les traigan los reyes magos. Precisamente este cuento nos habla de lo poco que importa todo lo material.

image6

Se trata de una crítica al consumism/o salvaje y sin control, cosa de la que pecamos casi todos por estas fechas… Mira que lo pienso eh…pero siempre acabo cayendo y comprando para todos. ¡El año que viene mis Navidades van a ser sin regalos para nadie!

A lo que vamos; la historia de Crispín es la historia de cerdito-niño un poquito consentido. Todo lo que quiere lo consigue. Tiene todos los juguetes más molones y de última generación; y claro, en Navidad tiene más cosas que le trae Papá Noel…

image1

¿Qué le pasa? Pues que enseguida se cansa de todo. Tiene tantos juguetes que en cuanto juega un poco con ellos se aburre y los deja tirados y abandonados por ahí.

Pero estas últimas Navidades, ocurrió algo totalmente inesperado que dejó a Crispín un poco desconcertado. Cuando fue a abrir sus regalos navideños, vio la caja más enorme del mundo en medio de su salón, muy bien empaquetadita, ¡y con su lacito y todo! Pero al abrirla…

LA CAJA ESTABA COMPLETAMENTE VACÍA

image2 - copia

Crispín pensó que Papá Noel se había enfadado con él. Estaba muy triste y enfadado, asi que sacó la caja al jardín y se encerró en su habitación.

Casualmente por allí pasaban un conejo y un mapache que, al ver la caja, se acercaron para verla mejor. Crispín los observaba desde la ventana de su cuarto… Los nuevos personajes quisieron llevarse la caja para jugar con ella, pero Crispín bajó a toda prisa y no les dejó llevársela… ¡la caja era solo suya! El conejo y el mapache se fueron, pero al día siguiente volvieron al mismo jardín a jugar con la caja de Crispín. Al verlos de nuevo, el cerdito se enfadó y les dijo que no estropearan su caja, pero al darse cuenta de que no la estaban estropeando (solo jugaban con ella) nuestro amigo se unió al juego. Se pasaron la tarde jugando con la caja a las bases espaciales hasta que se hizo de noche.

image3

Hacía mucho tiempo que Crispín no se divertía tanto, y al día siguiente se quedó toda la tarde esperando en la puerta de su casa a que aparecieran Nico y Paco. Volvieron a pasarse otra tarde entera jugando a la base espacial, a castillos, a tiendas ¡e incluso a piratas!

Pero esa noche…

LLOVIÓ Y LLOVIÓ SIN PARAR.

¿QUÉ LE PASÓ A LA CAJA?

Pues era de cartón… imagináoslo…

La caja se ablandó y se deshizo entera. Igual que la ilusión de Crispín, que pensó que como ya no tenía la caja, sus amigos no volverían a jugar con él.

image4

Pero naturalmente sus amigos SÍ VOLVIERON.

Entonces entraron a casa a jugar con todos los juguetes destrozados de Crispín y les encontraron nuevos usos. ¡Eso era incluso mejor que la caja!

Unos días después, cuando se disponían a jugar con todos esos trastos de nuevo, descubrieron que habían comprado una nevera nueva y habían tirado todos los trastos viejos de Crispín.

Crispín no se lo podía creer… otra vez no, sus amigos se irían y no volverían a jugar con él…

Salió al jardín a llorar, y de repente vio la enorme caja donde habían traído la nevera nueva…

Se acercó, miró dentro de la caja… Y vio…

image5

Precioso cuento que nos transmite la alegría de compartir, y nos enseña que las personas de nuestro alrededor nos quieren por lo que somos y no por lo que tenemos. Crispín pensó que sus nuevos amigos le querían por todos sus juguetes, hasta que se dio cuenta de que realmente lo importante era él mismo, que LO QUERÍAN A ÉL. Por eso no importaba que hubieran tirado todos sus juguetes o que su caja de cartón se hubiera deshecho.

Perfecto para concienciar a los más pequeños de lo peligroso del consumismo en general, pero sobre todo en estas fechas en las que el derroche se pasea por todas las casas.

Sinceramente, me parece imprescindible estas Navidades.

Y vosotros, ¿tenéis algún libro especial que recomendéis para estas fechas? ¡Soy toda oídos! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s