CUENTO PARA TRABAJAR EN VALORES: LA AMISTAD Y COMPARTIR

Cortesía de Dideco, este es el cuento más bonito que he leído sobre la amistad, la bondad y el aprender a compartir.

Se llama Roro el rugidos“, de David Bedford y Mandy Stanley. 

Como además de lengua y matemáticas, doy la asignatura de valores sociales y cívicos, he pensado hacerla a través de cuentos utilizando mi colección de albumes ilustrados. Así, cada dos o tres semanas aprendemos un nuevo valor a través de cuentos y actividades divertidas. El primer valor que comenzamos a trabajar fue el de la igualdad de género, y para eso utilizamos el cuento Rosa Caramelo, de Adela Turín que me parece estupendo, pero ya os hablaré de él en otro momento y de las actividades que hicimos con ese cuento.

Este del que os voy a hablar ahora vamos a comenzar a utilizarlo esta semana, y espero que el resultado sea muy positivo.

image1 - copia

La historia comienza con la vida de un pequeño dinosaurio llamado Roro, que vive solo en un paraíso súper molón. Las ilustraciones, como veréis, son geniales y reflejan a la perfección el paraíso en el que vive Roro. Su única cosa en el mundo, y lo más valioso que tiene, es su mantita; una especie de doudou con la que comparte juegos y aventuras.

Esta es la parte que, en mi opinión, refleja el egocentrismo natural de los niños pequeños; un mundo donde viven ellos solos y ellos son lo que más importan.

image2 - copia

De pronto, su mundo se ve trastocado cuando un nuevo ser aparece en la isla… Cae del cielo sin avisar, y Roro, asustado, se esconde temiendo al nuevo ser extraño. El extraño resulta ser Ovillo, un encantador mamut al que se le ha roto el globo en el que viajaba y ha terminado aterrizando en la isla de Roro.

image3 - copia

Tras conocerse un poco, Roro y Ovillo se hacen compañeros de viaje inseparables…

image4 - copia

Roro lleva a Ovillo a todos sus lugares favoritos y le enseña todo lo que debe saber sobre la isla: cómo hacer un campamento, dónde encontrar los cocos más sabrosos, cómo hacer una hoguera para preparar la cena…

image8 - copia

Pero, tras varios días en la isla, Ovillo tiene que despedirse y volver a su casa. Tiene un pequeño problema, y es que su globo está roto, tiene un agujero en la tela… que casualmente encaja a la perfección con la mantita de Roro… ¿Qué hará Roro entonces? ¿Le dará a Ovillo su bien más preciado para quedarse solo en la isla? ¿Intentará convencerle para que se quede con él?

Roro actúa de una forma muy noble y muy generosa… regalando a Ovillo su manta, aunque eso suponga quedarse sin su cosa favorita en el mundo.

image5 - copia

Una superación absoluta de su egocentrismo que podemos extrapolar al mundo de los peques. Es ahí donde el mundo se abre y comienza a darse cuenta de que es mucho más importante su amistad con Ovillo que el amor que siente hacia su mantita.

Cuando leamos el cuento en el cole, vamos a colorear la mantita de Roro sobre un folio y en cada esquinita de la manta vamos a escribir con quién nos gustaría compartir nuestras cosas favoritas y qué es lo que compartiríamos.

El final da un pequeño giro al encontrarnos con otro gesto de generosidad por parte de Ovillo hacia Roro… que no os puedo contar, ¡tendréis que descubrirlo vosotros!

¿No os han entrado unas ganas terribles de leerlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s