EL OSO Y EL PIANO

El oso y el piano, de David Litchfield, es uno de los cuentos más tiernos y enternecedores que me he encontrado. Puede que sea porque refleja un poco mi situación personal, y es un cuento perfecto para regalar a alguna persona que se encuentra lejos de su casa y la echa mucho de menos.

image1 (1)

El protagonista es un osezno que un buen día, paseando por el bosque, se encuentra un artilugio un poco raro. No se atreve a acercarse, pero cada día vuelve al bosque a ver esa máquina tan rara… hasta que pasan días, meses y años.

image5 (1)

El osezno va creciendo a la vez que crece su afición por el piano. Cada vez que tocaba, se sentía muy muy feliz.

Todos los osos del bosque iban a verle tocar, ya que sus melodías eran mágicas y especiales para todos.

Un día, una niña y su padre descubrieron al oso y al ver las maravillas que producía al tocar el piano le invitaron a ir con ellos a la ciudad, para que todo el mundo pudiera maravillarse con sus melodías.

A pesar de saber que si se iba todos le echarían mucho de menos, el oso decidió salir del bosque e ir a ver mundo… Necesitaba salir de allí y explorar todas las diferentes posibilidades.

Así, se convirtió en uno de los mejores artistas de piano en la ciudad. Todos querían ver el espectáculo del oso. Las entradas se agotaban, y todo el mundo quedaba maravillado del sonido de sus pezuñas.

El oso viajó mucho, ganó muchos premios, conoció a muchas personas… pero echaba mucho de menos a su bosque y a sus amigos. La ciudad le daba todo lo que quería y le brindaba muchas oportunidades, pero en el fondo de su ser el oso luchaba contra las ganas de quedarse en la ciudad y las de regresar a su hogar (como nos pasa a muchos de los que estamos fuera…)

image4 (1)

Al final, tomó una decisión. Decidió VOLVER a su querido bosque.

Sin embargo, al llegar, se lo encontró completamente vacío. De pronto, apareció uno de sus amigos pero echó a correr. El oso estaba muy preocupado por si los demás lo habían olvidado y echó a correr detrás de su amigo. De repente, vio algo que lo dejó paralizado: nadie lo había olvidado. Habían puesto su piano a la sombra para que no se estropease, cuidándolo y decorándolo con todos los logros del oso en la ciudad.

image3 (1)

Entonces es cuando se dio cuenta de que el mejor público que tendría jamás eran sus amigos…

image2 (1)

Un cuento tiernísimo que ha hecho que se me escape alguna lagrimilla…

Las ilustraciones hablan solas, ¡y sería un regalo perfecto para los adultos amantes de los cuentos como yo!

 

Anuncios

Un comentario en “EL OSO Y EL PIANO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s